Lunes - Viernes de 9:00h a 14:00h y de 16:00h a 18:45h. Sábados de 9:00h a 13:00h.

91 850 93 64

Cómo dar de baja un coche en un desguace

Un coche que ya no se usa y del que te quieres deshacer es una responsabilidad y hay que actuar de manera correcta para no incurrir en ninguna infracción ni provocar un daño al medio ambiente. Si quieres saber cómo dar de baja un coche en un desguace, te decimos dónde debes acudir y qué documentación necesitas. 

Acude a un CATV, no a la DGT

Para tramitar la baja definitiva de un coche no hay que acudir a la DGT. Desde hace años los trámites y la entrega del vehículo en cuestión se hace en los CATV, Centros Autorizados para el Tratamiento de Vehículos. 

Estos centros autorizados forman una red de desguaces reconocidos a nivel europeo en los que se asegura que los vehículos que dejan de estar en circulación se gestionan de manera adecuada y, sobre todo, respetuosa con el medio ambiente. 

Se revisan para extraer todas aquellas piezas que puedan ser utilizadas como repuestos para otros coches y el resto se desguaza de manera que no contamine. En este proceso se extraen todos los líquidos y fluidos para no dañar la naturaleza dado su elevado nivel contaminante. 

La tramitación de la baja de tu coche en el desguace

La documentación que necesitas para dar de baja tu coche en el desguace es la siguiente: 

  • El impreso de la solicitud de baja debidamente firmada
  • El DNI. Es necesario el  original y una fotocopia
  • La ficha técnica del vehículo
  • El permiso de circulación

Estos documentos son para los casos de un coche particular. Si el automóvil es de empresa a los papeles mencionados hay que añadir la fotocopia del CIF de la empresa, el DNI del administrador o apoderado de la compañía, así como las escrituras o documentación que acredite que se está actuando en representación de personas jurídicas. 

Otra de las situaciones es cuando el coche que se va a dar de baja pertenecía a una persona fallecida. En este caso, además de la documentación general hay que añadir un certificado de defunción del dueño del coche y una autorización de los herederos para efectuar la baja definitiva, que debe ir acompañada de la fotocopia del DNI de cada uno de ellos.