Lunes - Viernes de 9:00h a 14:00h y de 16:00h a 18:45h. Sábados de 9:00h a 13:00h.

91 850 93 64

Desguace de vehículos, economía circular

El mundo demanda que seamos más responsables de las cosas que hacemos y de cómo nos comportamos. En un desguace de vehículos somos muy conscientes de ello y tratamos de impulsar una economía circular que ayude a sacar partido de lo que ya tenemos sin forzar aún más el planeta. 

Dar una segunda vida a lo que ya tenemos 

Con esta filosofía de vida y de trabajo se actúa día a día en un desguace de vehículos. Las acciones que se realizan para aprovechar lo que ya tenemos son varias:

  • Dar de baja coches cuya vida útil ha acabado
  • Extracción de piezas, tratamiento de líquidos y fluidos y gestión de residuos
  • Puesta a punto de piezas y venta como repuestos
  • Compra de coches, puesta a punto y venta

Encuentra lo que necesitas en tu desguace de vehículos 

Cada vez más personas acuden a un desguace de vehículos para buscar una solución a un problema de su coche. Esto se lleva realizando desde hace muchos años, pero ahora muchas personas se dan cuenta de que hacerlo no es solo una cuestión de ahorro de dinero, sino que es una manera de actuar responsable y sostenible. Significa aprovechar algo que es perfectamente válido para dar más vida a nuestro coche.

Recambios con garantía

Comprar piezas de segunda mano en un desguace de vehículos es una acción segura. Cuando llega un vehículo para achatarrar, los mecánicos extraen aquellas piezas que están en buen estado o las que con un pequeño arreglo pueden ser utilizadas. 

Antes de ponerse a la venta cada pieza es revisada y puesta a punto. De esta manera cuando se compra se tiene la certeza de su correcto funcionamiento. 

La gestión de residuos en un desguace de vehículos

El resto de piezas que no se pueden aprovechar se reciclan adecuadamente. Se realiza una extracción del combustible, del aceite y de los demás fluidos que contiene un automóvil y cada uno de ellos recibe su tratamiento especial. 

La carrocería y demás piezas que no pueden ser reutilizadas se convierten en chatarra que después se gestiona adecuadamente. 

De esta manera se evita que queden abandonados en cualquier campo coches viejos que acaban contaminando el entorno. Y con esta gestión se logra reutilizar hasta un 95% de un vehículo.