Lunes - Viernes de 9:00h a 14:00h y de 16:00h a 18:45h. Sábados de 9:00h a 13:00h.

91 850 93 64

Los motores de segunda mano de desguaces, el modo más sencillo de seguir con tu coche

Tu coche es tu compañero infatigable de aventuras. En él te sientes cómodo y seguro, así que ¿por qué cambiar de vehículo cuando surge un problema? Los motores de segunda mano de desguaces son una forma económica y eficaz de continuar con tu coche.

¿Por qué motores de segunda mano de desguaces?

Cuando algo falla es importante buscar una solución cuanto antes para que el problema no vaya a más. Por eso, si tu coche acumula avería tras avería o directamente el motor ha fallado por completo,  ten en cuenta las opciones que te dan los motores de segunda mano de desguaces. 

Motores segunda mano desguaces

El cambio de un motor no es algo nuevo. Al contrario, muchos son los vehículos que han sustituido un motor estropeado por uno nuevo. La ventaja de recurrir a un motor de desguace es que:

  • Tienes el consejo de expertos
  • Hay más opciones de encontrar lo que buscas
  • Son motores revisados y puestos a punto

Experiencia probada

Si acudes a un desguace para buscar un motor para tu coche puedes estar seguro de que estás en un lugar donde saben lo que hacen. Día a día pasan por sus manos cientos de coches de todos las marcas; vehículos que revisan y catalogan para determinar qué hacer con ellos.

Esta actividad les permite conocer a fondo diferentes tipos de automóviles y por eso tienes en los profesionales de un desguace la opinión de un experto que te podrá decir si merece la pena invertir o no en un nuevo motor.    

Si tu coche está en buenas condiciones para seguir circulando, en un desguace es donde podrás encontrar el modelo de motor que buscas. Antes de achatarrar un coche en el desguace extraen las piezas útiles fomentando la reutilización y el reciclado como forma de cuidar el medio ambiente.  

Motores de segunda mano de desguaces garantía de buen estado

Estas piezas y motores enteros que extraen son revisados por los mecánicos. Si hay algún fallo se repara y se realiza una posterior puesta a punto de motor para comprobar que está en perfecto estado. 

De esta manera cuando compras motores de segunda mano de desguaces tienes la seguridad de comprar un producto eficiente y fiable