Lunes - Viernes de 9:00h a 14:00h y de 16:00h a 18:45h. Sábados de 9:00h a 13:00h.

91 850 93 64

Baterías de coche de desguace, ahorra dinero y cuida el medio ambiente

Si tienes que cambiar la batería de tu vehículo y no quieres gastar mucho dinero, piensa en la opción de las baterías de coche de desguace. Un producto que precisas y que te va a proporcionar todos los servicios que necesitas pero con menor coste. 

Baterías de coche de desguace, ahorro de costes 

El precio es uno de los motivos que sin duda hace atractiva esta opción. Dependiendo de la marca y del modelo de tu coche el precio de la batería puede ser un coste extra nada agradable. Sin embargo, las baterías de coche de desguace son una manera sencilla de reducir los gastos. 

baterías coche desguace

Si nunca lo has hecho puede que esta opción no te parezca fiable. Es decir, que desconfíes de la calidad del producto. Al fin y al cabo es una batería de segunda mano. Un producto usado que viene de un coche que se ha dado de baja. 

Pero en el caso de Desguaces Plaza la calidad de la batería está garantizada. Todos las piezas de repuesto que se ponen a la venta han sido revisadas y puestas a punto por el equipo de mecánicos. Con una batería de Desguaces Plaza tendrás la certeza de que compras algo en perfecto estado que te permitirá circular sin problemas y, lo mejor, haber ahorrado una buena cantidad de dinero. 

Cuida el medio ambiente con baterías de coche de desguace

Pero los motivos para adquirir baterías de coche en el desguace no acaban aquí. Comprando una batería de segunda mano se contribuye al cuidado del medio ambiente

Las baterías contienen elementos químicos que gestionados de manera incorrecta pueden ser perjudiciales para la salud y el entorno. Por eso es muy importante la gestión que se hace de ellas en los desguaces. Además de retirarlas de manera correcta de los coches que se van a achatarrar, se revisan, se comprueba si funcionan o no y, en caso de que funcionen, se almacenan correctamente. 

Después los mecánicos las revisan a fondo y realizan las tareas de mantenimiento necesarias para asegurar su eficacia. Así se evita un gasto innecesario, se aprovechan recursos y se protege el medio ambiente. Una forma económica y sostenible de disfrutar de las mismas prestaciones.