Lunes - Viernes de 9:00h a 14:00h y de 16:00h a 18:45h. Sábados de 9:00h a 13:00h.

91 850 93 64

Desguaces de coches en la Comunidad de Madrid

Actualmente los desguaces son mucho más que un lugar donde entregar un coche para que se convierta en chatarra. Los desguaces de coches en la Comunidad de Madrid son lugares estratégicos para fomentar la sostenibilidad, el reciclaje y la protección del medio ambiente.  

Economía circular

Aprovechar lo que ya tenemos es imprescindible para cuidar de nuestro planeta y los desguaces saben mucho de esto. En los desguaces en la Comunidad de Madrid se trabaja defendiendo la economía circular favoreciendo el aprovechamiento y reutilización de los coches. 

¿Cómo? Muy sencillo, examinando cada vehículo que entra en el desguace. Lo primero que se hace es comprobar si el coche puede seguir circulando o si su vida útil ha terminado. En el primer caso, los mecánicos llevan a cabo una detallada inspección y arreglan y ponen a punto el automóvil. Coche que, una vez revisado, se pone de nuevo a la venta. 

Si el coche llega en muy mal estado, ya sea porque ha sido declarado siniestro o porque es demasiado antiguo y no es rentable arreglarlo, se procede a despiezarlo. Es decir, sacar todas las piezas de mecánica y de carrocería que se puedan reutilizar. 

Dichas piezas se revisan, se ponen a punto y se catalogan para ponerse a la venta como repuestos. Esta actividad de reutilización en desguaces en la Comunidad de Madrid como Desguaces Plaza, alcanzan cuotas de hasta el 95%. 

Desguaces en la Comunidad de Madrid, CATV

Otro de los servicios destacados de los desguaces en la Comunidad de Madrid es que son los Centros Autorizados de Tratamiento de Vehículos (CATV). Es decir, son los encargados de dar de baja a un vehículo. 

Mucha gente cree que este trámite hay que realizarlo en las oficinas de la DGT,  pero no es así. Desguaces Plaza es uno de estos CATV y el personal del desguace es el que examina el coche y le ayuda con el papeleo para dar de baja definitiva el automóvil. 

Después los equipos mecánicos revisan el coche y proceden a extraer las piezas que son susceptibles de ser usadas como repuestos para otros vehículos. También se encargan de extraer todos los fluidos y líquidos, de retirarlos debidamente, cuidando siempre el medio ambiente.