Lunes - Viernes de 9:00h a 14:00h y de 16:00h a 18:45h. Sábados de 9:00h a 13:00h.

91 850 93 64

Coches para desguace, correcta gestión de residuos

Cuando llega el final de la vida útil de un vehículo se plantea el dilema de qué hacer con él, dónde entregarlo para darlo de baja y para que no se convierta en basura que dañe el medioambiente. Te ofrecemos una solución que beneficia a todos: entregar coches para desguace. 

Centro Autorizado de Tratamiento de Vehículos

Si vas a dar de baja tu viejo coche, recuerda que las gestiones las tienes que realizar en un desguace autorizado, no vale cualquiera. Desde hace años la legislación establece que solo en los Centros Autorizados de Tratamiento de Vehículos es donde puedes entregar tu automóvil y hacer los trámites para gestionar la baja definitiva de la circulación. 

En estos centros, como Desguaces Plaza, que reconocerás por su placa de identificación obtendrás el certificado de destrucción del vehículo (si se destruye) y el justificante de baja definitiva expedido por la DGT que te exime de cualquier responsabilidad posterior por el coche. 

Aprovechamiento de los coches para desguace

Una vez entregado el coche la responsabilidad de un correcto aprovechamiento y la gestión de los residuos cae en el desguace. En Desguaces Plaza somos conscientes de la importancia de cuidar el medio ambiente y de aprovechar los recursos ya existentes. 

Por eso, nuestra filosofía de empresa hace que reutilicemos hasta un 95% de los vehículos. Una vez entregado, nuestros mecánicos examinan el automóvil y determinan qué se puede recuperar para venderlo como piezas de recambio para otros vehículos.

Cada una de estas piezas es revisada, puesta a punto y catalogada. Entra así en una base de datos de repuestos que contiene motores enteros, motores de arranque, alternadores, amortiguadores, compresores, centralitas, neumáticos y todo tipos de partes de la carrocería. 

Y lo que se puede aprovechar como los líquidos y demás fluidos se extrae y se elimina correctamente para no contaminar el medio ambiente. El resto de piezas inservibles se achatarra, disminuyendo así el impacto medioambiental.